ENVÍO 24H ¡GRATIS! desde 25€ | Entregas Sábado
Carrito

Principios Activos Cannabis (THC, CBD, CBN)

Principios Activos Cannabis

Los principios activos cannabis, también conocidos como cannabinoides, son compuestos químicos que se encuentran en las plantas de cannabis.

Estas sustancias han despertado un gran interés en los últimos años debido a sus posibles efectos terapéuticos y recreativos. Por este motivo, en este artículo exploraremos los principales principios activos del cannabis y sus efectos sobre el organismo.

¿Qué es el Cannabis?

El Cannabis, también conocido como marihuana, es una planta que se utiliza tanto con fines medicinales como recreativos. La planta contiene más de 100 compuestos químicos conocidos como cannabinoides, siendo el más conocido el tetrahidrocannabinol (THC), que es responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana. Otro cannabinoide importante es el Cannabidiol (CBD), que se ha utilizado en el tratamiento de diversos trastornos médicos.

Asimismo, el Cannabis ha sido utilizado durante siglos en diversas culturas por sus propiedades medicinales y recreativas. En la actualidad, hay un creciente interés en la investigación médica sobre el Cannabis y sus posibles beneficios para el tratamiento de enfermedades como el dolor crónico, la epilepsia, la esclerosis múltiple, el cáncer y muchas otras.

Por otra parte, es importante destacar que la legalidad y regulación del Cannabis varía según el país y la región. Algunos lugares han legalizado el uso medicinal y/o recreativo del Cannabis, mientras que en otros lugares está completamente prohibido. Siempre es recomendable informarse sobre las leyes y regulaciones locales antes de utilizar o adquirir productos de Cannabis.

Los principios activos del cannabis

Los principales activos del cannabis son los cannabinoides, que son compuestos químicos presentes en la planta. Algunos de los cannabinoides más conocidos y estudiados incluyen:

  • THC (delta9tetrahidrocannabinol): Es el principal responsable de los efectos psicoactivos del cannabis.
  • CBD (Cannabidiol): No produce efectos psicoactivos y se ha investigado por su potencial terapéutico en el tratamiento de diversas condiciones médicas.
  • CBN (Cannabinol): Se forma a partir de la degradación del THC y se ha estudiado por sus posibles propiedades sedantes.

Estos son solo algunos ejemplos, ya que se han identificado más de 100 cannabinoides en el cannabis.

Los diferentes tipos y cantidades de cannabinoides presentes en una planta de cannabis pueden variar, lo que contribuye a las diferentes variedades y efectos. Por tal motivo, en los próximos puntos explicaremos con más detalle estos principios activos.

¿Qué es el THC?

El THC (delta9tetrahidrocannabinol) es uno de los principales cannabinoides presentes en la planta de cannabis. Es el compuesto responsable de los efectos psicoactivos o «colocón» asociados con el consumo de marihuana.

Cuando se ingiere o se fuma cannabis, el THC se une a los receptores cannabinoides en el cerebro y produce diferentes efectos, como euforia, relajación, alteraciones en la percepción sensorial y cambios en el estado de ánimo.

Te puede interesar  Temporadas cosechas Marihuana

El THC actúa sobre el sistema endocannabinoide del cuerpo, que desempeña un papel importante en la regulación de diversas funciones fisiológicas, como el apetito, el sueño, el estado de ánimo y la respuesta al dolor. La potencia del THC puede variar según la cepa de cannabis y el método de consumo.

Es importante tener en cuenta que el consumo de THC puede tener efectos secundarios, especialmente en dosis altas, y puede tener un impacto en la coordinación motora, la memoria y la capacidad de atención. Además, el uso prolongado y excesivo de THC puede tener implicaciones para la salud mental y física.

Principios del THC, CBD, CBN y Otros Compuestos

A continuación, te explicaremos todo sobre estos compuestos, así lograrás entender con mayor precisión los principios y componentes de cada activo del Cannabis.

THC

El THC se rige por varios principios clave. Estos incluyen:

  • Psicoactividad: El THC es el principal compuesto psicoactivo que se encuentra en la planta de cannabis. Al interactuar con los receptores cannabinoides en el cerebro, produce efectos psicoactivos que pueden alterar la percepción, el estado de ánimo y la conciencia.
  • Efectos en el cuerpo: El THC tiene una amplia gama de efectos en el cuerpo. Puede inducir sensaciones de euforia, relajación y aumento del apetito. También puede afectar la coordinación motora, la memoria y la atención.
  • Potencial terapéutico: Aunque conocido principalmente por sus efectos recreativos, el THC también ha mostrado potencial terapéutico en el tratamiento de diversas condiciones médicas. Se ha utilizado en el manejo del dolor, las náuseas y vómitos asociados a la quimioterapia, el glaucoma y algunos trastornos neurológicos.
  • Interacción con el sistema endocannabinoide: El THC interactúa con el sistema endocannabinoide del cuerpo, que desempeña un papel en la regulación de diversas funciones fisiológicas. Al unirse a los receptores cannabinoides, el THC puede modular la actividad neuronal y afectar la liberación de neurotransmisores.

CBD

El CBD (Cannabidiol) es uno de los principales cannabinoides presentes en la planta de cannabis. A diferencia del THC, el CBD no produce efectos psicoactivos o «colocón», lo que significa que no induce una sensación de intoxicación.

Además, el CBD ha ganado popularidad debido a su potencial terapéutico en el tratamiento de diversas afecciones. Se ha estudiado por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, ansiolíticas y anticonvulsivas. Se ha utilizado en el manejo de condiciones como la epilepsia, la ansiedad, el insomnio, el dolor crónico y la inflamación.

El mecanismo exacto de acción del CBD en el cuerpo aún se está investigando. Se cree que interactúa con el sistema endocannabinoide del cuerpo, que desempeña un papel importante en la regulación de diversas funciones fisiológicas como el sueño, el apetito, el estado de ánimo y la respuesta al dolor.

Es importante tener en cuenta que, aunque el CBD se considera generalmente seguro, puede tener interacciones con ciertos medicamentos, por lo que es recomendable consultar a un profesional de la salud antes de usarlo.

CBN

El CBN (cannabinol) es otro cannabinoide que se encuentra en la planta de cannabis. A diferencia del THC y el CBD, el CBN se forma a partir de la degradación del THC por exposición al aire o al calor.

Te puede interesar  Ventajas y desventajas de las semillas autoflorecientes

Asimismo, el CBN es conocido por sus propiedades sedantes, lo que significa que puede tener un efecto relajante y ayudar a inducir el sueño. Se ha estudiado por su potencial como analgésico y se ha utilizado para aliviar el dolor y la inflamación.

Aunque los estudios sobre el CBN son limitados en comparación con el THC y el CBD, se cree que este cannabinoide también interactúa con el sistema endocannabinoide del cuerpo. Sin embargo, es importante destacar que el CBN no produce los mismos efectos psicoactivos que el THC, por lo que no causa una sensación de «colocón».

Para finalizar este punto, es necesario realizar más investigaciones para comprender completamente los efectos y aplicaciones del CBN. Como siempre, se recomienda consultar a un profesional de la salud antes de usar productos que contengan CBN.

Otros compuestos importantes del cannabis

En el caso del cannabis, los terpenos y terpenoides se elaboran para atraer a los insectos beneficiosos y repeler a los nocivos, pero además poseen efectos psicoactivos y son el principal componente de los aceites esenciales de la planta, por lo que también influyen en el sabor del cannabis.

Por su parte, los flavonoides son moléculas aromáticas que influyen decisivamente en el aroma y el sabor de cada variedad. Asimismo, merece la pena dedicar unas líneas a los endocannabinoides, que no se encuentran en el cannabis, pero están estrechamente relacionados con la marihuana, ya que son un grupo de moléculas muy similares a los cannabinoides.

Estos compuestos son producidos por nuestro propio organismo y están implicados en procesos tan diversos como el estado de ánimo, la percepción del dolor, la memoria o el apetito.

Además, los endocannabinoides son producidos por el sistema endocannabinoide, que, como sabemos por estudios recientes, juega un papel importante en el desarrollo del cerebro y en la transmisión de señales y estímulos entre las diferentes células de nuestro cuerpo, por lo que su labor parece ser muy importante.

Daño potencial, efectos secundarios e incógnitas

Cuando se trata del cannabis y sus principios activos, como el THC, existen posibles daños potenciales, efectos secundarios e incógnitas que aún están siendo investigadas. Algunos de los aspectos a considerar son:

  • Daño potencial: El consumo excesivo de cannabis, especialmente en formas más concentradas de THC, puede aumentar el riesgo de problemas de salud mental, como ansiedad, depresión y psicosis. Además, fumar cannabis puede tener efectos negativos en la salud pulmonar.
  • Efectos secundarios: El consumo de cannabis puede provocar efectos secundarios temporales, como sequedad en la boca, aumento del apetito, enrojecimiento de los ojos, disminución de la memoria y la concentración, así como afectar la coordinación motora.
  • Impacto en el desarrollo cerebral: El consumo de cannabis durante la adolescencia y el período de desarrollo del cerebro puede tener efectos adversos a largo plazo en las funciones cognitivas y el desarrollo del cerebro.
  • Incógnitas: Aunque se ha realizado una gran cantidad de investigación sobre el cannabis, todavía hay muchas incógnitas. Por ejemplo, no se comprende completamente cómo el consumo de cannabis a largo plazo afecta la función cognitiva, la salud cardiovascular y otros aspectos de la salud.

Es importante tener en cuenta que los efectos y riesgos del cannabis pueden variar según la dosis, la frecuencia de uso, la forma de consumo y la susceptibilidad individual. Si tienes inquietudes o preguntas específicas, es recomendable consultar a un profesional de la salud.

Te puede interesar  Desventajas del cannabis sintético

Efectos a corto plazo

Los efectos a corto plazo del consumo de cannabis y sus principios activos, como el THC, pueden variar según la dosis, la forma de consumo y la susceptibilidad individual. Algunos de los efectos comunes a corto plazo incluyen:

  • Euforia: Muchas personas experimentan una sensación de euforia y relajación después de consumir cannabis.
  • Alteración de la percepción: El cannabis puede alterar la percepción sensorial, lo que puede hacer que los colores parezcan más intensos, los sonidos más nítidos y los sabores más pronunciados.
  • Cambios en la cognición: El consumo de cannabis puede afectar la memoria a corto plazo, la concentración y la capacidad de atención. Esto puede dificultar la realización de tareas que requieren un alto nivel de enfoque mental.
  • Aumento del apetito: El cannabis a menudo produce un aumento del apetito, comúnmente conocido como «munchies», lo que puede llevar a un mayor consumo de alimentos.
  • Sequedad en la boca: Uno de los efectos secundarios comunes del consumo de cannabis es la sequedad bucal, que puede causar molestias y sed intensa.
  • Enrojecimiento de los ojos: El consumo de cannabis puede causar enrojecimiento de los ojos debido a la dilatación de los vasos sanguíneos.
  • Relajación muscular: Algunas personas experimentan una sensación de relajación y alivio del estrés después de consumir cannabis.

Efectos a largo plazo

Los efectos a largo plazo del consumo de cannabis y sus principios activos, como el THC, aún están siendo investigados y existe cierta controversia en la comunidad científica. Sin embargo, algunos posibles efectos a largo plazo que se han señalado incluyen:

  • Impacto en la salud mental: El consumo regular y prolongado de cannabis se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental, como ansiedad, depresión y trastornos psicóticos. Esto puede ser especialmente relevante en personas que tienen predisposición genética o antecedentes familiares de enfermedades mentales.
  • Función cognitiva: El uso crónico de cannabis puede afectar la función cognitiva, especialmente en adolescentes y jóvenes cuyos cerebros aún están en desarrollo. Se ha observado un posible deterioro en áreas como la memoria, la atención, el aprendizaje y la toma de decisiones.
  • Dependencia y adicción: Aunque la dependencia del cannabis es menos común que con otras sustancias, algunas personas pueden desarrollar una dependencia psicológica y, en casos más raros, una dependencia física. La interrupción abrupta del consumo puede desencadenar síntomas de abstinencia, como irritabilidad, ansiedad y dificultad para dormir.
  • Impacto cardiovascular: Existe evidencia limitada pero creciente que sugiere que el consumo de cannabis puede aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares, como la hipertensión arterial, la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente esta relación.
  • Problema respiratorio: Fumar cannabis puede tener efectos similares a fumar tabaco en los pulmones, como irritación de las vías respiratorias, tos crónica y aumento del riesgo de infecciones respiratorias. Sin embargo, el consumo de cannabis a través de métodos no combustibles, como vaporización o comestibles, puede reducir estos riesgos.

Aumento del contenido de THC

El aumento del contenido de THC puede tener implicaciones en términos de efectos psicoactivos y potencial adictivo; sin embargo, cada persona puede responder de manera diferente al cannabis y sus componentes.

Siempre es recomendable obtener información actualizada y confiable de fuentes científicas y profesionales de la salud.

Entradas Recientes

Categorías

La página de Cannabis Light Spain utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificación de Edad

Para entrar en nuestra web deberás tener más de 18 años

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?