ENVÍO 24H ¡GRATIS! desde 25€ | Entregas Sábado
Carrito

Drogas legales en España

Cuando se mencionan las drogas, inmediatamente se nos viene a la mente la imagen de una sustancia adictiva y prohibida que tiene potencial para traernos conflictos. No obstante, este término engloba un espectro más vasto y lo cierto es que hay drogas legales en España que operan dentro del marco legal. Para comprender esto mejor, es fundamental empezar por definir qué entendemos por drogas.

De manera general, una droga es una sustancia capaz de influir en el sistema nervioso y modificar la conducta, la percepción, la voluntad o el control sobre nuestro organismo. Aun así, este grupo también engloba varias sustancias cuyo uso, pese a tener efectos sobre la psique, no está sancionado por las instancias legales en España. Estas son las drogas legalizadas, abarcando desde bebidas alcohólicas hasta fármacos prescritos para distintas afecciones.

En Laboratorios Cannabis Light Spain nuestro empeño está en encontrar la armonía perfecta entre el bienestar físico y mental, un balance que puede verse afectado por el uso de drogas. Por ello, nos esforzamos en proveerte de la información necesaria para que puedas tomar decisiones informadas y te inclines por opciones naturales y beneficiosas para ti.

Clasificación

Las sustancias psicoactivas se han organizado de acuerdo con diversos esquemas de categorización, siendo hoy en día predominantes aquellas clasificaciones basadas en sus consecuencias farmacodinámicas. Resaltan, entre los distintos métodos de ordenación utilizados a través de la historia, los siguientes:

  • Ordenamiento de las sustancias psicoactivas en función de su impacto en el sistema nervioso central
  • Sustancias estupefacientes intensas y leves
  • Sustancias psicotrópicas permitidas por la ley y prohibidas

Según los efectos producidos en el sistema nervioso central

La taxonomía de sustancias psicoactivas más reconocida hoy en día se basa en los efectos que ejercen sobre el sistema nervioso central. Esta metodología supera en aceptación a la división anterior entre drogas leves o fuertes y legales o ilícitas.

Siguiendo este esquema, las diferentes drogas pueden ser agrupadas, algunas inclusive en más de un grupo por su naturaleza polifacética, en las categorías siguientes:

  • Sedantes del sistema nervioso central o Psicotrópicos: estos agentes ralentizan el desempeño del sistema nervioso, reduciendo la velocidad de las operaciones neuronales y las funciones corporales generales. Entre los efectos observados se encuentran la distensión muscular, la inducción anestésica, somnolencia, inducción al sueño y hasta el estado comatoso. Sustancias como el etanol, la gama de opioides y determinados fármacos psiquiátricos son ejemplares de esta clasificación.
  • Excitantes: son agentes que provocan una aceleración generalizada en las operaciones del sistema nervioso central, lo que conduce al aumento de las actividades fisiológicas. Se hace una distinción dentro de los excitantes de gran impacto.
  • Psicodélicos también reconocidos como disruptores. Generan una modificación del estado cognitivo, distorsionan la percepción y generan impresiones sensoriales sin necesidad de estímulo sensorial externo. El LSD o las drogas sintéticas (clasificadas muchas veces como una combinación de excitante-psicodélico por sus efectos) serían ejemplos notorios de esta categoría.
Te puede interesar  ¿Qué es un grinder y para qué sirve?

Muestra de Categorización de Algunas Sustancias por los Efectos en el Sistema Nervioso Central

Sedantes del SNCExcitantes del SNCPsicodélicos
EtanolCocaínaLSD
Opioides (Heroína, Morfina, etc.)AnfetaminasPsilocibina
BenzodiacepinasNicotinaPeyote
BarbitúricosXantinas (Cafeína, Teína, etc.)Drogas Sintéticas
Cannabis y derivados Inhalantes

Según su nivel de adicción

N.ºSustanciaÍndice de adicción
1Alcaloide nicotínico100 de 100
2D-metanfetamina cristalizada98.53 de 100
3Cocaína base crack97.66 de 100
4D-metanfetamina intravenosa94.09 de 100
5Diazepam (Valium)85.68 de 100
6Metacualona83.38 de 100
7Secobarbital sódico82.11 de 100
8Etanol (Alcohol)81.85 de 100
9Diacetilmorfina (Heroína)81.80 de 100
10Anfetamina oral (Crank)81.09 de 100
11Clorhidrato de cocaína73.13 de 100
12Metilxantina (Cafeína)72.01 de 100
13PCP (Fenciclidina)55.69 de 100
14Cannabis (Marihuana)21.16 de 100
15MDMA (Éxtasis)20.14 de 100
16Psilocibina (Hongos mágicos)17.13 de 100
17LSD (Ácido lisérgico)16.72 de 100
18Mescalina16.72 de 100

De las sustancias listadas, al menos tres son comercializadas legalmente en comercios y son de consumo habitual en la cultura occidental: el alcaloide nicotínico presente en el tabaco, la metilxantina en el café y el etanol en bebidas alcohólicas. Por otra parte, el Diazepam se puede obtener bajo prescripción médica, y resulta curioso cómo su elevado índice de dependencia contrasta con las investigaciones que sugieren que actúa como un placebo. Evidentemente, el estatus legal de estas difiere significativamente del de las demás sustancias en la relación.

Drogas duras y blandas

El consumo de cannabis incide en casi la totalidad de los sistemas que constituyen el organismo humano. Esta planta integra características propias del alcohol, los sedantes, los narcóticos y las sustancias psicodélicas.

La clasificación que separa una sustancia intensa de una sustancia leve radica en que la primera provoca tanto adicción como dependencia, tanto física como psicológica, en contraposición a una sustancia leve, que solo induce un tipo de dependencia, ya sea mental o corporal.

Esta diferenciación fue concebida originalmente para marcar una línea entre las sustancias con alto potencial adictivo y daños significativos en la salud (intensas), frente a aquellas de menor potencial adictivo y riesgo reducido para el consumidor (leves).

No obstante, esta diferenciación persiste en uso tanto en la comunicación oficial como en las conversaciones coloquiales:

  • Sustancias intensas: drogas como la cocaína, los opiáceos (morfina, heroína, entre otros), el alcohol y las anfetaminas suelen clasificarse en esta categoría.
  • Sustancias leves: este término se asigna habitualmente a los derivados del cannabis (marihuana, hachís, entre otros), la cafeína, etc. Generalmente se refiere a sustancias cuyo uso no desencadena conductas socialmente problemáticas.

Curiosamente, varias sustancias leves tienen prohibición en la mayoría de las naciones, mientras que algunas sustancias intensas pueden obtenerse (con limitaciones) en gran parte del globo.

Te puede interesar  Descubre la historia y la cultura del CBD en el mundo

La distinción entre sustancias intensas y leves cobra importancia en la estrategia para el control de estupefacientes en los Países Bajos, entre otros países, donde ciertas sustancias leves son objeto de una política de tolerancia oficial, si bien regularmente sujetas a normativas específicas que controlan su distribución, elaboración y uso.

Drogas legales e ilegales

La metodología empleada para catalogar sustancias varía en consideración a las disposiciones jurídicas específicas de cada territorio respecto al consumo, manufactura y distribución de las mismas. De este modo, en la mayoría de naciones desarrolladas las sustancias psicoactivas se distribuyen en categorías de acuerdo a la legislación vigente, de la manera siguiente:

  • Sustancias de uso legal: comprenden el alcohol, tabaco, fármacos psicotrópicos, estimulantes de grado inferior y otros compuestos (como la heroína, metadona, etc.) siempre y cuando sean suministrados mediante prescripción médica.
  • Sustancias de uso ilegal: incluyen todas aquellas que no se mencionan en la categoría previa y cuyo acceso se realiza a través de canales clandestinos (en este grupo se añade, a modo de ejemplo, la metadona que se adquiere de forma ilícita aunque en su origen se dispense por vías reglamentarias): Compuestos derivados del cannabis, heroína, cocaína, entre otros.

¿Cuáles son las drogas legales en nuestro país?

En la nación ibérica, se hallan algunas substancias con efectos en la psiquis cuya adquisición y uso están permitidos y no acarrean consecuencias jurídicas. Exceptuando casos puntuales como los medicamentos, que necesitan receta médica, o la marihuana, sujeta a determinadas limitaciones, para obtener estupefacientes lícitos solo se requiere ser adulto. Examinamos cuáles son las más habituales.

Fármacos

Entre las sustancias permitidas por ley se encuentran los fármacos psicotrópicos diseñados para abordar determinadas dolencias, no obstante, existe el riesgo de dependencia cuando su ingesta se realiza de manera indiscriminada. En este grupo se encuentran los fármacos para la depresión, los analgésicos basados en opiáceos, los medicamentos para la ansiedad y los hipnóticos. La prescripción de estos productos farmacéuticos debe obedecer a indicaciones clínicas y efectuarse siempre con la orientación de un profesional de la salud, debido a que su empleo con propósitos de esparcimiento representa un riesgo para el bienestar.

Cannabis

La marihuana es una hierba que posee una amplia gama de elementos conocidos como cannabinoides. Uno de estos componentes, llamado Tetrahidrocannabinol o, brevemente, THC, provoca intensos efectos en la consciencia, razón por la cual se le cataloga como un estupefaciente. No obstante, existen numerosos cannabinoides adicionales que han encontrado aplicación en diversos ámbitos.

En el contexto español, el cannabis ostenta una posición singular en cuanto a normativas se refiere. No se aplica sanción alguna a la tenencia de cantidades inferiores a 100 g, al consumo en espacios privados ni al cultivo destinado al uso estrictamente personal, mientras que el cultivo orientado al narcotráfico y cualquier modalidad de comercialización son considerados actividades contrarias a la ley.

CBD, un caso aparte

No se deben confundir todos los componentes cannabinoides con sustancias estupefacientes ni se les debe atribuir propiedades alucinógenas generalizadas. Un claro ejemplo es el denominado Cannabidiol o CBD, un constituyente presente en las inflorescencias del cannabis, cuyo consumo no es causante de dependencia como puede ser el del THC, otro componente distinto de la misma planta. Su aplicación terapéutica es aconsejada para coadyuvar en la reducción del dolor y promover el estado de relajación tanto física como mental.

Te puede interesar  Aceite del CBD para perros

La Organización Mundial de la Salud ha verificado que el CBD no produce efectos psicotrópicos, y se contempla como una opción esperanzadora en la intervención de ciertas patologías, incluida la epilepsia. En el territorio español su venta es totalmente legal con la condición de que su contenido en THC no supere el 0.2%, y se le da uso en una variedad de artículos entre los que se encuentran los aceites y elementos de cosmética, sin olvidar las mismas flores de CBD.

Café

A pesar de que no se le considere frecuentemente de esta manera, el café actúa como un estimulante, gracias a su contenido de cafeína, un compuesto capaz de modificar el funcionamiento del sistema nervioso y propiciar un incremento en el funcionamiento cerebral. No obstante, para que provoque inconvenientes de salud o alteraciones significativas en el comportamiento, se requiere de un consumo que supera los patrones de ingesta convencionales. De este modo, el consumo de café se percibe como una práctica habitual y en España se comercializa este producto sin ninguna restricción.

Bebidas alcohólicas

El etanol, conocido popularmente como alcohol y componente estelar de las bebidas espirituosas, es potencialmente la sustancia psicoactiva más consumida a nivel global. En el contexto español, su ingestión está ampliamente arraigada en la cultura social, reflejándose en que un 75,2% de la población española de entre 15 y 64 años ha disfrutado de alguna bebida alcohólica en el transcurso del último año 1.

El consumo de alcohol puede desencadenar un estado de desinhibición y provocar una sensación de bienestar y alegría al ser consumido de forma prudente. Sin embargo, su abuso puede acarrear inconvenientes como alteraciones en la visión, confusión, inestabilidad motora, junto con transformaciones en el comportamiento que en ocasiones se manifiestan en agresividad o tristeza profunda. Si se mantiene una ingesta prolongada de alcohol, existen riesgos significativos de padecer trastornos en el hígado y el sistema digestivo2.

Tabaco

El consumo de cigarrillos representa la vía más frecuente de ingesta de nicotina, un compuesto natural obtenido de la planta de tabaco. Su influencia inicial consiste en generar una sensación de relajo, aunque el organismo tiende a desarrollar tolerancia rápidamente. Asimismo, estudios a largo plazo han evidenciado que está asociado con complicaciones respiratorias, así como patologías en la cavidad oral y alteraciones en el sistema circulatorio3,4,5. En nuestra nación, un porcentaje superior al veinticinco por ciento de la gente reconoce que fuma de manera habitual, situando al tabaco justo por detrás del alcohol como la sustancia legal de mayor consumo

En debate: cannabis entre las drogas medicinales legales

El estatus jurídico del Cannabis se encuentra en constante cambio a nivel global, existiendo naciones donde su consumo recreativo está permitido con limitaciones mínimas o inexistentes. No obstante, en España, la batalla por una legislación renovada trasciende el uso lúdico, aspirando a su reconocimiento como una sustancia medicinal legítima.

Diversos individuos aquejados por enfermedades tales como Alzheimer, epilepsia, cáncer y Parkinson, han descubierto en el Cannabis un alivio significativo de sus dolencias. Estudios científicos abundantes han corroborado su eficacia terapéutica, sobrepasando así la mera anécdota o experiencia singular. Pese a ello, la legislación actual aún no ha adoptado un marco regulatorio que faculte su uso terapéutico de forma legal, aunque hay propuestas legislativas en proceso.

No obstante, esto no te impide beneficiarte de las propiedades salutíferas del cannabis, ni equivale a transgredir la legalidad. El CBD se cataloga dentro de las sustancias permitidas y garantiza seguridad absoluta, sin generar efectos psicotrópicos y siendo completamente lícito. Desde Cannabis Light Spain Labs te proporcionamos accesibilidad a productos exentos de THC, de origen natural y bajo estricta regulación, brindándote la confianza necesaria para disfrutar de instantes de serenidad y conexión interior.

Entradas Recientes

Categorías

La página de Cannabis Light Spain utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificación de Edad

Para entrar en nuestra web deberás tener más de 18 años

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?