ENVÍO 24H ¡GRATIS! desde 25€ | Entregas Sábado
Carrito

Papel del Cannabis en la hipertensión

La relación entre el consumo de cannabis y la presión arterial alta o hipertensión es un área de intensa investigación dada la creciente legalización de la marihuana medicinal. Si bien los cannabinoides como el THC y el CBD interactúan con el sistema cardiovascular a través de receptores endocannabinoides, sus efectos específicos sobre la presión sanguínea no están claros.

Algunos estudios señalan pequeñas reducciones transitorias de la presión arterial con marihuana, mientras que otros sugieren asociaciones entre su consumo crónico y mayor riesgo de hipertensión. Las discrepancias podrían deberse a factores como las diferencias en composición de cannabinoides y vías de administración.

En esta revisión analizamos evidencia sobre impactos cardiovasculares tanto agudos como crónicos del cannabis, explorando desde cambios momentáneos en la presión arterial hasta posibles riesgos aumentados de eventos como infartos o accidentes cerebrovasculares entre consumidores habituales.

¿Puede el cannabis reducir la presión arterial?

Los estudios que exploran el impacto del cannabis en la presión arterial han arrojado resultados variados. Algunos señalan reducciones transitorias leves especialmente durante la noche. Sin embargo, en general la evidencia no es concluyente sobre un efecto reductor de la presión arterial.

Los posibles mecanismos implicarían la vasodilatación por activación del sistema endocannabinoide. Pero se necesita más investigación al respecto.

¿Qué componentes de la marihuana afectan la presión arterial?

Principalmente el THC es el responsable de los efectos cardiovasculares del cannabis por su acción sobre receptores CB1 que modulan la liberación de neurotransmisores como norepinefrina y dopamina. Esta actividad simpaticomimética explicaría la taquicardia y vasoconstricción que contrarrestan la vasodilatación inicial.

En cambio, el CBD ha mostrado bajar la presión arterial gracias a su actividad antioxidante y antiinflamatoria protectora del endotelio vascular.

¿Qué efectos tiene fumar marihuana en la hipertensión?

Fumar marihuana parece estar relacionado con aumentos agudos pequeños y pasajeros de la presión arterial, probablemente por la combinación de efectos vasodilatadores y taquicardia compensatoria.

Te puede interesar  El mejor cannabis legal, más conocido como la marihuana suave

En personas predispuestas esto podría incrementar el riesgo de eventos cardiovasculares. A largo plazo, el consumo regular de cannabis inhalado conlleva la exposición a contaminantes que generan estrés oxidativo, inflamación vascular y mayor riesgo de aterosclerosis.

¿Qué dice la evidencia sobre marihuana e hipertensión?

La mayoría de revisiones coinciden en que la evidencia actual es insuficiente para recomendar el uso de cannabis en el tratamiento de la hipertensión.

La mayor parte de estudios observacionales sugieren una asociación entre consumo de marihuana e hipertensión o mayor riesgo cardiovascular. Pero presentan importantes limitaciones metodológicas al no poder aislar su efecto de otros factores.

El impacto de la marihuana, el CBD y el THC en la hipertensión: ¿qué efectos tienen?

La relación entre el consumo de marihuana y la presión arterial es un tema de investigación emergente.

Tanto los efectos agudos después de fumar cannabis como los efectos crónicos por su consumo regular pueden ser relevantes para entender su impacto sobre la hipertensión y la salud cardiovascular.

Efectos agudos de la marihuana en la presión arterial

Varios estudios han analizado los cambios a corto plazo en la presión arterial luego del consumo de marihuana. Los resultados son mixtos, algunos señalan pequeños aumentos transitorios de la presión sistólica, mientras que otros encuentran reducciones moderadas, especialmente durante la noche.

Estas discrepancias podrían deberse a factores como la experiencia previa con cannabis, la presencia de otras condiciones médicas o la ingesta simultánea con tabaco. En general se asocia al consumo agudo con vasodilatación y taquicardia compensatoria.

Efectos crónicos de la marihuana en la hipertensión

Sobre los efectos a largo plazo, la evidencia es aún más limitada. Algunos estudios observacionales han encontrado una mayor prevalencia de hipertensión o mayor riesgo cardiovascular en consumidores habituales de cannabis. Pero no han podido aislar completamente la influencia de otros factores como el tabaquismo concurrente.

Hacen falta más investigaciones prospectivas y controladas para entender el impacto real del consumo regular de marihuana en el desarrollo y control de la presión arterial alta.

Riesgos cardiovasculares de la marihuana

Aunque se necesitan más estudios, algunas investigaciones sugieren que el consumo regular de marihuana podría estar asociado con mayores riesgos cardiovasculares:

  • Un estudio de Harvard halló un riesgo de muerte por enfermedades cardíacas 3 veces mayor en consumidores de cannabis comparado con no consumidores.
  • Otro estudio en 2019 concluyó que los efectos del cannabis sobre el sistema cardiovascular son «extremadamente preocupantes» e identificó taquicardia, arritmias, elevación de la presión arterial, vasoespasmos coronarios y mayor riesgo de infartos.
  • Esto parece deberse a la activación del sistema nervioso simpático y al estrés oxidativo crónico por los contaminantes del humo de la marihuana.

Sin embargo, estas investigaciones no han podido aislar por completo el papel del cannabis frente a otros factores de confusión.

El papel del CBD en la presión arterial

A diferencia del THC, el CBD ha mostrado efectos beneficiosos sobre la presión arterial:

  • Un estudio pequeño encontró que 600 mg de CBD redujeron significativamente la presión sistólica en hombres sanos, tanto en reposo como en respuesta al estrés.
  • Esto concuerda con las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del CBD que contrarrestan el daño vascular asociado a la hipertensión.
  • Se necesitan más ensayos clínicos controlados, pero el CBD emerge como una opción terapéutica promisoria para la presión arterial alta.
Te puede interesar  Efectos positivos del cannabis en la depresión

Sobre el cannabis medicinal: un estudio crítico de Diego Mauricio Gómez-García y Herney Andrés García-Perdomo

El cannabis medicinal se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento del dolor y las náuseas, ya que contiene cannabinoides que interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo. Esto puede tener diversos efectos en sistemas como el cardiovascular, por lo que es importante entender estos efectos dado el creciente uso terapéutico del cannabis.

Efectos agudos del cannabis en la presión arterial

Según el estudio de Diego Mauricio Gómez-García y Herney Andrés García-Perdomo, el cannabis puede inducir inicialmente un aumento transitorio de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial por taquicardia y vasodilatación sistémica.

Esto está mediado por la activación de receptores CB1 que llevan a una inhibición de la adenilato ciclasa y una disminución consecuente del AMPc intracelular.

Posteriormente, puede presentarse hipotensión postural u ortostática, lo cual también se ha relacionado con la activación de receptores CB1.

Los síntomas cardiovasculares inducidos por el cannabis suelen ser bien tolerados en personas jóvenes sanas, pero pueden representar un riesgo en pacientes con enfermedad cardiovascular previa.

Efectos crónicos del cannabis en la presión arterial

Los estudios sobre los efectos crónicos del consumo de cannabis en la presión arterial han sido contradictorios. Algunos señalan que su uso prolongado se asocia con mayor riesgo de padecer hipertensión. Otros, en cambio, no han encontrado ningún efecto o incluso mencionan cierto efecto protector con reducciones leves de la presión arterial.

Estas discrepancias podrían deberse a que los efectos varían según la dosis y el tipo de cannabinoide, además de otros factores individuales.

Por ejemplo, el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antifibróticas que podrían contrarrestar efectos adversos del THC. Sin embargo, se necesitan más estudios, especialmente a largo plazo, para entender en detalle esta relación compleja entre el sistema endocannabinoide y la regulación de la presión arterial.

Mecanismos

Se han propuesto diversos mecanismos que podrían explicar los efectos del cannabis en la presión arterial:

  • Activación de receptores CB1: la activación de estos receptores lleva a una inhibición de la adenilato ciclasa y una reducción del AMPc intracelular, provocando vasodilatación. Esto explicaría el aumento inicial de presión arterial.
  • Efectos sobre el sistema nervioso simpático: el cannabis puede aumentar o disminuir la actividad del sistema nervioso simpático según la dosis y el tiempo de exposición. Los cambios en la actividad simpática también podrían impactar la presión arterial.
  • Propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antifibróticas del CBD: estas características contrarrestan efectos adversos vasculares asociados a procesos como inflamación, estrés oxidativo y fibrosis. El CBD podría así ejercer un efecto protector sobre la presión arterial a largo plazo.

Consideraciones

  • Los efectos dependen de la dosis y proporción de THC/CBD. Dosis bajas de CBD podrían contrarrestar efectos adversos del THC sobre la presión.
  • Se requieren más estudios para confirmar estos mecanismos, especialmente los efectos crónicos del consumo de cannabis en la presión arterial.
  • Los pacientes con enfermedades cardiovasculares tienen mayor riesgo de efectos adversos por alteraciones agudas de la presión arterial inducidas por el cannabis.
Te puede interesar  Marihuana Candy Kush: Un Viaje de Sabor y Relajación

Conclusiones del estudio

A modo de síntesis, el cannabis puede inducir aumentos transitorios o disminuciones crónicas leves de la presión arterial a través de diversos mecanismos que involucran el sistema endocannabinoide.

Sin embargo, dada la complejidad de esta interacción y las limitaciones de estudios actuales, se requiere mayor investigación para confirmar estos hallazgos y comprender en detalle los efectos sobre la presión arterial tanto agudos como a largo plazo del consumo de cannabis.

En definitiva: ¿Qué dice la evidencia sobre marihuana e hipertensión?

La mayoría de revisiones coinciden en que la evidencia actual es insuficiente para recomendar el uso de cannabis en el tratamiento de la hipertensión.

La mayor parte de estudios observacionales sugieren una asociación entre consumo de marihuana e hipertensión o mayor riesgo cardiovascular. Pero presentan importantes limitaciones metodológicas al no poder aislar su efecto de otros factores.

Preguntas frecuentes

¿Puede la marihuana cronificar la hipertensión?

Algunos estudios sugieren que el consumo crónico de cannabis podría estar asociado con una mayor prevalencia e incidencia de hipertensión persistente.

Esto podría deberse a la inflamación vascular y el estrés oxidativo generados por contaminantes en el humo de marihuana, que llevan a disfunción endotelial, rigidización arterial y resistencia vascular periférica elevada.

Se necesitan más estudios longitudinales controlando variables de confusión como tabaquismo e índice de masa corporal.

¿Es seguro consumir CBD para la hipertensión?

A diferencia del THC, el CBD ha mostrado en estudios preliminares reducir efectivamente la presión arterial, tanto la sistólica como la diastólica.

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes podrían prevenir el daño vascular asociado a niveles elevados de presión sanguínea. Se necesitan más ensayos clínicos en humanos para confirmar esta aplicación terapéutica prometedora del CBD.

¿Puede la genética influir en la respuesta de la presión arterial a la marihuana?

Es probable que factores genéticos que afectan la funcionalidad y expresión del sistema endocannabinoide modulen la respuesta cardiovascular aguda y crónica al cannabis.

Por ejemplo, variantes en los genes de los receptores CB1 y de enzimas metabólicas como FAAH podrían alterar los efectos vasodilatadores o taquicárdicos al exponerse a THC. Pero se requieren más estudios farmacogenéticos en poblaciones diversas para confirmar estas hipótesis preliminares.

¿Hay diferencias entre sexos en el impacto de la marihuana en la hipertensión?

Algunos datos experimentales apuntan a una mayor sensibilidad de las mujeres a los efectos cardiovasculares adversos del cannabis, incluyendo arritmias e hipertensión.

Estas diferencias de género podrían explicarse por variaciones en el sistema endocannabinoide entre sexos y por interacciones hormonales con el THC. Por ejemplo, estrógenos y progesterona modulan los niveles de endocannabinoides y de receptores CB1 involucrados en los efectos depresores del cannabis.

¿Consumir CBD puede prevenir la hipertensión?

Existe cierta evidencia preliminar de que el CBD podría tener un efecto protector sobre la presión arterial, al mejorar la función endotelial, reducir la inflamación vascular crónica y el estrés oxidativo.

Estas propiedades antihipertensivas del CBD aún no han sido confirmadas en estudios clínicos a gran escala, pero resultan prometedoras en modelos celulares y animales. Su incorporación como suplemento dietario o fármaco antihipertensivo dependerá de más ensayos con distintas dosis y poblaciones.

¿Cómo interactúan la marihuana y los medicamentos antihipertensivos?

Algunos medicamentos antihipertensivos como los bloqueantes de canales de calcio podrían ver potenciados sus efectos hipotensores por cannabis rico en THC, aumentando el riesgo de mareos e hipotensión postural.

Pero el CBD parece seguro en combinación con terapias antihipertensivas y sus efectos protectores vasculares y antioxidantes podrían incluso ser benéficos. En cualquier caso, se recomienda precaución y consultar posibles interacciones farmacológicas al médico antes de consumir marihuana con fármacos para la presión.

¿Usar cannabis podría aumentar las complicaciones de la hipertensión?

La hipertensión no controlada conlleva riesgos de aterosclerosis acelerada, daño renal, accidente cerebrovascular e infartos.

El consumo crónico de marihuana, especialmente fumada, podría exacerbar estos efectos deletéreos al promover disfunción vascular, inflamación y estrés oxidativo.

Pero harían falta estudios controlados para cuantificar en qué medida aumenta el riesgo de estas temibles complicaciones. Lo más prudente para pacientes hipertensos es evitar el consumo recreativo de cannabis hasta tener más datos concluyentes.

Entradas Recientes

Categorías

La página de Cannabis Light Spain utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Verificación de Edad

Para entrar en nuestra web deberás tener más de 18 años

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?